En Marpo Catering siempre intentamos estar a la vanguardia. La capacidad de adaptarnos al mundo moderno y las ganas de innovar son dos de nuestros valores más importantes.

Nuestro objetivo siempre es el mismo: seguir mejorando para ofreceros el mejor servicio. Por ello, desde hace unos años, trabajamos con una de las técnicas más vanguardistas de la cocina contemporánea: la cocina al vacío.

Empezamos a trabajar con esta técnica hace aproximadamente dos años. Nos dimos cuenta de sus múltiples ventajas, sobre todo de cara al cliente, ya que la cocina al vacío es especialmente saludable. Por una parte, porque ofrece mayor seguridad respecto a patógenos externos ya que el producto está totalmente sellado en el proceso de cocinado. Por otra parte, porque esta innovadora técnica es capaz de mantener la calidad del producto incrementando su sabor y su jugosidad. Además, la cocina al vacío es perfecta para la conservación y nos permite la elaboración de platos y productos con una fecha de caducidad mucho mayor desde que se finaliza en nuestras cocinas hasta que el cliente decide consumirlo en su casa.

Nuestros platos y productos

Hoy por hoy envasamos y cocinamos al vacío más del 60% de nuestros productos y platos. Y vamos ampliando la carta con nuevas ideas, la mayoría de ellas a petición de nuestros propios clientes. Sin embargo, hay clásicos que nunca fallan como las carnes y los asados, entre ellos el cochinillo de la casa, con los que hemos alcanzado a un nivel de perfeccionamiento muy alto. Estos son precisamente los platos favoritos de nuestros clientes y las especialidades con las que empezamos a cocinar al vacío. En estos dos años hemos seguido afinando la técnica y, a día de hoy, estamos muy orgullosos de los resultados. Y nuestros clientes también están muy satisfechos. Se han acostumbrado a esta nueva forma de cocinar y nos proponen nuevos platos y productos.

Método de trabajo

En Marpo Catering tenemos los medios, los conocimientos y las ganas de seguir avanzando en la cocina al vacío.

Esta técnica requiere de una maquinaria y hornos especiales, los hornos de convención al vapor, con control de temperaturas óptimas y precisas. Empezamos introduciendo el producto fresco con sus correspondientes condimentos y especias. El proceso de elaboración es mucho más lento de lo normal, con una duración de entre 4 y 10 horas de cocinado a muy baja temperatura, entre 60 y 80 grados como máximo. En muchos casos, los productos se cocinan por la noche. Y lo que conseguimos cuando el producto se cocina lentamente son sabores más intensos y con mejores calidades.

 

 

 

 

Comment

  1. Pablo Ovejero dice:

    Es muy buena tecnica, los alimentos mantienen sus propiedades como el primer dia

    1. Marpo Catering dice:

      Así es Pablo. Gracias por tu comentario 😉

  2. Amparo Rodriguez dice:

    Buena materia prima y bien elaborada.
    Atencion excelente

    1. Marpo Catering dice:

      ¡Muchas gracias por los comentarios! Nos motivan y nos ayudar a mejorar.

  3. Ernestine dice:

    ¡Impresionante! A pesar de haber muchas palabras lo he leído de un tirón y he bajado a la zona de comentarios directamente para agradecerte esta entrada, genial
    ! Enhorabuena

    1. Marpo Catering dice:

      ¡Muchas gracias por tus palabras! 🙂

  4. F.a dice:

    Muy buenas ideas que aportan a nuestra carrera

DEJA UN COMENTARIO